martes, marzo 24, 2009

El madrigalista veneciano

Andrea Gabrieli, compositor del siglo XVI, fue uno de los afortunados autores que protagonizaron apasionadas experiencias musicales y poéticas en la Italia renacentista.
En la basílica de Santo Marcos, Gabrieli compuso homofonías en contraposición al contrapunto imitativo, obras para tres órganos de un peculiar acento instrumental e inició el desarrollo de las texturas en estilo policoral.
Lejos de la influencia de la escuela neerlandesa, su obra fue la semilla del futuro estilo veneciano que adoptaría la siguiente generación.
Cabe destacar, que la excelente amistad con Lassus le aportó una gran riqueza musical y humana.