viernes, septiembre 12, 2008

Diógenes y Teresa Moure

" Dicen que un rico ateniense que paseaba, al ver el cínico Diógenes agachado en un rincón comiendo lentejas le dijo: “Ay Diógenes, si supieras escoger mejor a los padrinos y no fueras tan deslenguado, no tendrías que comer lentejas” . Parece que Diógenes, sorprendido, le contestó “Ay, amigo mío, si te acostumbraras al gusto de las lentejas no te haría falta lamer tanto a los poderosos”.

Hierba mora. Teresa Moure