martes, marzo 20, 2007

María de Buenos Aires

Ástor Piazzolla compuso una ópera-tango que fue estrenada el 1968. Con el texto de Horacio Ferrer crearon una representación teatral a dos voces y la narración, una coral y un grupo de ocho músicos, bandoneón, piano, cuerda y percusión.
María es el símbolo del tango y el bandoneón es el instrumento que le trae la mala fortuna.
María de Buenos Aires, es una dramatización musical de corte surrealista; esto sí, en diminutivo - una operita- (le dicen con ternura)
Horacio Ferrer, poeta, letrista y también músico, nos habla del mundo de la prostitución, de los paisajes urbanos, de la gente.