lunes, febrero 16, 2009

La teta asustada

Berlín, en la edición cinematogràfica de la Berlinale de este año, apuesta por el reconocimiento y la riqueza lingüística. El galardón, el Oso de Oro, reconoce a una película (de coproducción catalana) , “La teta asustada”, que utiliza el quitxua en muchas de sus escenas, y nos recuerda que algunas culturas ( a pesar de ser despreciadas) poseen la dignidad primera de los seres humanos. Una mirada más a la escabrosa práctica de la violación.
Un premio alentador.