viernes, mayo 09, 2008

Inspirado por el océano Ártico

El compositor John Luther Adams dice que escuchó la aurora boreal en su último viaje a Alaska. Su composición se refiere a Naalagiagvik, un sitio mágico donde una mujer inuit -una religión animista- fue a escuchar los sonidos de la naturaleza. Podéis leer el artículo de Alex Ross en el The New Yorker